Modas, esa bonita manera de hacer el gilipollas de manera global y conjunta demostrando que entre los rebaños de ovejas y los de humanos solo nos diferencia la capacidad que nosotros tenemos de alisarnos el pelo con planchas eléctricas.

En los 70 quien no tenia unos pantalones de campana, una chupa vaquera tan corta que difícilmente te tapaba los pezones, mucho pelo extendido por todo tu cuerpo, votar a UCD y practicaba el sexo grupal tras una ingestión de setas( si amigo, es probable que esa señora que se casó con tu tío y que devora programas de Salvame con los rulos puestos en los 70 haya vivido días rodeada de falos y peyote) era un inadaptado.

Llegaron los 80 y la cosa pasó a los pantalones pitillo, chupas de sky, picarse caballo, escuchar Junco en un walkman,jugar al autocros y tener unas J´hayber

los 90 fueron un punto de inflexión, camisas de cuadros, tu primera Nintendo, Alf,que no se te muriera el puto Tamagochi y Maradona en el Sevilla

con los 2000 la cosa cambió a pantalones de Pho para ellas, 3310, el uso masivo de tanga y dejar de pelartela viendo video en VHS

en definitiva el humano funciona de manera no muy diferente al e los cuadrúpedos ungulados domésticos , uno hace una cosa y el resto de zoquetes lo seguimos.

Dichas corrientes además de en la vida cotidiana o en asuntos de moda existe también en ámbitos como el automovilismo

quien no se acuerda de cuando los mejores arneses eran de Iresa, el Kiwi era buen casco, las adidas gran botín, preferías un momo que un Sparco como volante y en caso de tener un opel corsa morirías por tener una matricula rodeada con el plástico de Opel Requena

y como no en el periodismo en general, cuando tu tío compraba el Caso, cuando para ser culto vacilabas de leer el riger digest o comprabas la interviu y defendías enérgicamente que la comprabas por los reportajes de investigación pese a que el desplegable de Amparo Muñoz no hubiera hijo de madre que lo despegara.

En el periodismo deportivo sobre el motor mas de lo mismo.

Quien no deseó la muerte de aquel larguirucho de gafitas que probaba todos los putos coches para el Auto hebdo mientras tu alicatabas baños por 400 pesetas la hora(nosotros aún tenemos envidia de el).

Las modas en el periodismo racing son mas acentuadas si cabe gracias a las redes sociales, de tal manera que de los 90 hasta ahora las cosas cambiaron de manera exponencial.

Os imagináis si aquel cabrón de gafas hubiera sufrido la era twitter?..mejor no pensarlo

somos conscientes que en ese mundo hay gente muy valida, capaz, profesional y digna. A esos pocos les mostramos nuestra admiración y respeto, además de nuestro seguimiento constante.

Pero también hay un grupúsculo de trincones y estómagos agradecidos que a fin de perpetuarse en sus “puestinos” son capaces de decir que la temporada de Serderidis es un éxito rotundo.

Son esos mismos que filtran noticias de manera no aleatoria y con interés que ellos mismos sabrán con el mismo rigor con el que nosotros decimos que a Monarri fijo que le quedan como dedo en culo unos bóxer de color rosa palo.

Esos que también siguen modas y que pasaron del “podría” al “me llega un rumor”………….ojo eh, me llega un rumor..hay que tener un buen par de cojones.

Os imagináis una noticia publicada por L’échappement en Twitter que diga:

“según Marisa la del cuarto, Ogier solo se ducha los días pares y podría ser que por su distraída higiene las uñas de sus pies se parecerían mas a mejillones de la Ria Arosa”

mira que no somos nosotros referentes en cuanto al rigor y la seriedad básicamente por tres motivos:

-somos unos incapaces

-nos suda la polla

-ni somos ni queremos jugar a ser periodistas(como por cierto muchos de los que escriben mierdas similares a las nuestras)

una de las normas del decálogo de un buen periodista es la veracidad y nosotros creemos que un rumor es a veracidad lo que Lukyanuk al conductor del papamovil